Zuzanna Pędzich

Zuzanna Pędzich

Interesada en medicina natural desde hace 27 años. Terminó sus estudios en 3 facultades: Escuela Principal del Comercio (SGH) en Varsovia (1996), MBA en la Universidad de Minnesota (1996), Danza Movimiento Terapia (DMT) en la Universidad Roehampton en Londres (2007). Desde el 2000 es profesora independiente de la Sanación desde el Corazón, socia de la Asociación internacional de profesores INEH. Enseña en Polonia y España.

Más personalmente...

Mi primer contacto con un curso de la Sanación desde el Corazón tuvo lugar en 1993, como intérprete para la profesora inglesa Dinah Lawson. Habiendo trabajado de intérprete en varios cursos de medicina natural desde hacía varios años, fue entonces la primera vez que conocí a un profesor que verdaderamente practicaba lo que enseñaba, cuya vida era un testimonio de sus enseñanzas. Dinah era (y sigue siendo) un oasis de paz. A su lado yo iba aprendiendo paciencia, aceptación, actitud atenta hacia los demás. Trabajé con ella durante 7 años y fui observando cambios en los que participaban en los cursos. Las "curaciones" físicas, aunque numerosas, no me impresionaban tanto como los cambios de personalidad y de vida en los participantes. El curso básico duraba un año y medio, y muchas personas luego vinieron a los cursos avanzados, así que tuve la ocasión de observarlas a largo plazo. Igual que yo, también experimentaban más tranquilidad, sentido de armonía y equilibrio. A medida que se abrían hacia si mismos y los demás, su vida iba cambiando.

En aquel tiempo yo tenía muchos problemas de salud y pude comprobar la eficacia del método de primera mano. Hasta ahora, he logrado evitar 3 operaciones.
Sigo practicando el baile y su aplicación en terapia. La Sanación desde el Corazón la encuentro muy parecida a la psicoterapia, ya que su fundamento es aceptar al(a) paciente y estar con él(ella), seguir y asistirle en su proceso de autosanación. En la Sanación desde el Corazón nadie se hace llamar sanador, porque la verdadera sanadora es el alma del(a) paciente. Por eso, decimos que somos ayudantes del proceso de sanación. Muchos de nosotros somos médicos y psicoterapeutas, así como personas atraídas por el hambre del conocimiento, ya que la formación toca muchas cuestiones espirituales que todos nos preguntamos, introduce varios conceptos y teorías, lo que nos alienta a buscar nuestras propias respuestas y nuestro propio camino espiritual, no creerlo todo con fe ciega sino investigar científicamente, expresando un escepticismo sano y pensamiento crítico. Para mí, el poder unir estas características con una espiritualidad profunda fue una verdadera revelación. Los fundamentos psicológicos integrados en el curso provienen de la Psicosíntesis, un modo de psicoterapia popular en Gran Bretaña y EE.UU. fundado por Roberto Assagioli, psiquiatra italiano, discípulo de Freud. Su mapa de la mente es para mí una herramienta estupenda que permite comprender el camino del desarrollo de la conciencia.